PAC

La Política Agraria Común (PAC) nace en los años 50, después de la Segunda Guerra Mundial. Lo hace en un momento de escasez alimentaria, porque se requiere una política intervencionista para abastecer a la sociedad con alimentos a precios asequibles y que, al mismo tiempo, garantizasen un nivel de vida equitativo a la población agrícola. La PAC ha ido sufriendo modificaciones, adaptándose a la realidad agrícola deficitaria y excedentaria que ha ido protagonizando Europa desde entonces. La última reforma llegó en junio de 2013. Esta nueva reforma tiene, entre sus principales objetivos, lograr una mejor orientación de las ayudas a los agricultores activos junto con un papel más preponderante de los aspectos medioambientales, mediante un pago específico ligado a ellos, el conocido “greening” logrando así, una PAC más sostenible. Se incluye también, la posibilidad de conceder ayudas acopladas a los sectores más vulnerables.

A principios de 2017 se determinó que la nueva realidad social requería una modernización y simplificación de la PAC post 2020. La posición española defiende, junto a otros 19 estados miembros de la Unión Europea, que la PAC cuente con un presupuesto suficiente para afrontar los desafíos de ese nuevo período. Frente a la propuesta de la Comisión Europea de reducir en un 3,5% las ayudas del primer pilar -pagos directos y medidas de mercado- y en un 14,5% las del segundo pilar -planes de desarrollo rural-, España considera necesario restablecer los niveles que nos permitan responder a los retos de este momento.

En ASAJA Ciudad Real tramitamos el expediente PAC de miles agricultores y ganaderos de la provincia con especial dedicación, sabiendo que supone alrededor del 30% de los ingresos de una explotación; por tanto, la nueva reforma debe preocuparse por la rentabilidad de las explotaciones, pero también por la sostenibilidad medioambiental, que es la clave de la perduración y de la protección de nuestro medio natural. España defiende el mantenimiento de las ayudas directas y que los perceptores de la PAC sean los agricultores profesionales y la agricultura familiar, que constituye el inmenso entramado de pequeñas y medianas explotaciones que es el sustento mismo del sector agroalimentario español. Asimismo, para nuestro país, que sufre una despoblación progresiva en muchas zonas, entre ellas la provincia de Ciudad Real, también es fundamental que esta Política contribuya a mantener la actividad en el campo mediante el relevo generacional.

ASAJA Ciudad Real convoca a principios de año a sus socios, en distintas Asambleas informativas celebradas por varios municipios de la provincia, para explicar todas las novedades relacionadas con la PAC, para adelantarles en qué punto se encuentran las negociaciones de la próxima Política Agraria Común en Europa y las previsiones de la organización agraria al respecto.

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies